Bodyboard, algo más que un deporte

bodyboard al atardecer

Desde hace algún tiempo tenía fijamente la idea de mejorar mi salud pues el trabajo sedentario de estar 8-10 horas frente a la PC, sumado a una alimentación poco nutritiva, rica en grasas y frituras, realmente me estaba matando. Por eso tiempo atrás decidí comenzar a comer sano, sea tanto con comida comprada en buenos lugares donde se especializan en este tipo de comidas saludables o bien cocinándola yo mismo. Si bien fue un gran paso para mejorar mi salud, aún faltaba algo y era quitar gran parte del sedentarismo de mi vida, por ello este pasado verano de 2009 encontré un emocionante y natural hobbie.. la práctica de bodyboard :D

Para quienes no saben lo que es bodyboard, se trata de una tabla de cerca de 1.10 mt de largo de un material sintético, algo muy parecido a la textura de un corcho. La idea, a diferencia del surf, es tomar las olas acostado sobre la tabla, o bien con una rodilla o pie sobre ella, pero casi nunca realmente parado, aunque hay personas que lo practican así. El hecho es que nunca imaginé que podía practicar un deporte así, que genera tanta adrenalina al momento de tomar las olas y recorrerlas completamente. La indumentaria deportiva, tabla, leash, remera de lycra más las patas de rana (sin contar el traje de neopreno para tirarte en invierno, si tenés los huevos para hacerlo en pleno frío) no es nada barata pero creo que sin dudas fue un gasto muy justo. El deporte en si toma algo de tiempo para poder empezar a ‘agarrarle la mano’, muchos días y horas en el agua tomando muchas olas, pero más allá de los tecnicismos, es algo sumamente divertido!

Pero a lo que iba, y el objetivo de este post, la práctica de bodyboard, en el ambiente donde se genera, en pleno mar, es una experiencia realmente apasionante, tanto que me he vuelto adicto al bodyboard, en cada rato libre que tengo tomo mi tabla, patas de ranas y salgo derecho hacia el mar, en busca de las olas bajo ese espíritu de libertad inamovible que se percibe. Es además un encuentro con la naturaleza, se siente realmente en lo profundo del ser. Es casi indescriptible la sensación que se siente estar en pleno verano en Punta del Este, cuando cae el sol  frente a la inmensidad del mar con nuestra fiel tabla, rodeado de otras personas que también gustan de esa misma mística.  Sin dudas que hay todo un estilo de vida y hasta una filosofía tras la práctica tanto del surf como del bodyboard, recién la estoy comenzando a comprender, pero desde ya está claro que me gusta y lo seguiré practicando por largo tiempo.

This entry was posted in Personales and tagged , . Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

2 Comments

  1. carlos
    Posted October 19, 2011 at 10:56 am | Permalink

    muy buen aporte me llamo carlos y llevo un año practicando este deporte y la verdad es que es algo que para mi no es un deporte es una forma de vida ya que tengo 16 años y mis compañeros se pasan todo el dia en el ordenador y en los videojuegos y mientras yo haciendo lo que mas me gusta el BODYBOARD

  2. Posted October 19, 2011 at 11:02 am | Permalink

    Genial Carlos, ése es el espíritu! Adelante con el bodyboard!

    Saludos,
    Esteban.-

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*

You may use these HTML tags and attributes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>