¿Qué es la Metonimia?

Significado de Metonimia

metonimia

El año pasado cuando dimos  el primer semestre de Introducción al Psicoanálisis hubo una palabra que me quedó grabada y quedó pendiente la explicación de su concepto. Se trata de “metonimia”. Esta palabra refiere al significado de ‘dar o poner un nuevo nombre‘ ,  es un fenómeno de cambio semántico por el cual se designa una cosa con el nombre de otra, valiéndose de algún tipo de relación semántica que exista entre ellas.

Ejemplos de Metonimia:

Decir «dame tu teléfono» en lugar de «dame tu número de teléfono» es perfectamente válido y apropiado. No se trata de pedir que nos den el aparato telefónico, como pudiera argumentarse. Se trata de una metonimia.

«La Casa Blanca declaró…», por «El gobierno estadounidense declaró…»

A nivel de linguística, la metonimia enriquece el lenguaje, le da mayor expresión y libertades, propias para propiciar su contínuo desarrollo. Pero a nivel del Psicoanálisis,  la metonimia es junto con la metáfora uno de los dos medios usados por el inconsciente para manifestarse. El siguiente ejemplo lo muestra de forma muy clara: una persona que odie a su padre, al no poder hacer consciente este sentimiento, desarrolla una aversión aparentemente inexplicable hacia la marca de cigarrillos que éste fumaba. En este caso, lo que el padre significa para el sujeto (significado) se traslada del significante inicial (el padre) hacia otro que está relacionado (los cigarrillos.)

Si tienes más información para ampliar el artículo de Metonimia, envíame tu comentario.

This entry was posted in Psicología. Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

2 Comments

  1. José Luis Ramírez
    Posted February 29, 2012 at 8:05 am | Permalink

    Eso de que que es apropiado pedir el teléfono, cuando lo que se quiere decir es “el número del teléfono” es una afirmación demasiado atrevida. Según eso parecerá apropiado el cartel de tráfico que se veía a la puerta de una escuela: “Peligro: escolares”. Cuando el peligro eran los coches y sus conductores, inte los alumnos.
    La metonimia es un recurso lingüístico inevitable, pero sumamente engañoso. El lenguaje político está plagado de trucos metonímicos que engañan al que escucha, pero incluso al que habla, ya que las expresiones metonímicamente construídas se aferran a la mente de los hablantes.
    Decía que es inevitable la metonimia para buscar o construir expresiones en situaciones nuevas. La palabra “moneda” tiene su origen en el hecho de que la fabricación de moneda en Roma se hallaba conectada con el templo de Juno Moneta. Y la palabra “burocracia” se deriva de un tejido rojo que se formaba parte en Francia de un tipo de mesa. Por extensión llegó el nombre de “bureau” a designar el mueble, los que se sientan a su alrededor y que constituyen la entidad que da nombre a la oficina o institución. Combinando esa denominación con la del uso del poder (kratos) surge la palabra “burocracia”. San Isidoro de Sevilla hacía un análisis de la palabra “civitas” (ciudad) que se refiere a los ciudadanos (cives) pero que se hace metonímicamente extensiva a la “urbs” (referida a la piedra y a los edificios), de donde surge la palabra “urbanismo”. Cuando yo pregunto a mis alumnos si saben lo que es una “ciudad”, suelen responder refiriéndose a las calles, las casas etc. Y entonces yo les pongo el ejemplo de “Toda la ciudad acudió a la fiesta” para que me digan si las casas y las calles acudieron a esa fiesta y se pusieron a bailar.

  2. Posted March 5, 2012 at 11:23 pm | Permalink

    Lamento contradecirlo amigo Jose Luis , pero el caso al cual Ud. se refiere en segunda instancia no es demostrativo del significado de la palabra “metonimia”. El asunto es que vivo justamente frente a una escuela publica en un barrio de Montevideo y es absolutamente lamentable el comportamiento de los salvajes que salen de alli. En algunas oportunidades he hablado con las maestras haciendole saber de mi malestar por las molestias que estos ” niño/as” me causan dando a entender que si ellos no tomaban alguna medida las iba a tomar yo. La respuesta fue que ellos no podian hacer nada y que si yo lo hacia me iba a enfrentar a un lio mayusculo. Por lo tanto como dice el cartel de escuela “PELIGRO : ESCOLARES”

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*

You may use these HTML tags and attributes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>